Desgarrador relato de la joven violada por “la manada”: “Me obligaban a ponerme de diferentes posiciones, no les importaba que yo estuviera llorando”

Durante la madrugada del sábado 30 de marzo una adolescente de 17 años fue invitada por una amiga a una fiesta en Florencio Varela. Ahí vivió el horror, “lo peor que me pasó”, aseguró. Pese a todo, se animó a hablar y denunció que un grupo de hombres la drogó y abusó sexualmente: “Eran varios, primero me tiraron sobre una cama y después se turnaban para violarme”.

Diez días después del hecho, Se movilizó junto a amigos y familiares para exigir Justicia. Reclaman que sigan presos los hombres que se encuentran detenidos desde el viernes. También piden que sigan buscando y atrapen al prófugo del caso.

“Fue una juntada un sábado a la madrugada. No era algo planeado, una amiga me pidió que la acompañe hasta Villa Santa Rosa y en esa esquina nos encontramos con chicos que conocíamos. Nos quedamos un rato ahí, hasta que se acercó otro chico que conozco y nos preguntó si queríamos ir al frente, que estaban escuchando música”, relató la víctima en diálogo con TN.

Victoria y su amiga entraron a la casa donde había siete hombres. Después llegaron otros tres que venían de comprar alcohol. “En un momento fui al baño y cuando salí mi amiga estaba en una habitación con un chico. Me ofrecieron tomar algo, hasta que uno de ellos me dijo de entrar a uno de los cuartos. Le dije que sí pensando que era en el que estaba mi amiga”, recordó la adolescente.

Esa decisión, sin saberlo, desencadenó su calvario. “Cuando entré, había uno esperándome que me empezó a sacar la ropa. Me corrí y le dije que no, entonces empezaron a entrar todos los demás. Me tiraron en la cama y mi cuerpo empezó a ponerse duro, creo que le pusieron pastillas al alcohol que me habían ofrecido”, describió Victoria.

La chica de 17 años contó que empezó a llorar y que eso no los detuvo: “Eran varios e incluso se decían entre ellos ‘dale, te toca a vos, es tu turno’. Me obligaban a ponerme de diferentes posiciones, no les importaba que yo estuviera llorando”.

“Mi amiga en un momento entró a la habitación, me vio desnuda agarrándome la cabeza mientras lloraba y no hizo nada. Se rió y se fue. Me entregó”, denunció. Después se desmayó. Recuperó el conocimiento varias horas más tarde: “Estaba sola con el dueño de la casa. Me levanté y estaba todo el piso mojado. Me dijo que fuera a bañarme, empecé a gritar y como vi que estaba el portón abierto me escapé”.

Una vez que logró alejarse del lugar, mientras corría se topó con su exnovio: “Me vio desde la ventana de su casa y se acercó a preguntarme qué me pasaba. Le conté que me habían violado y me llevó a que haga la denuncia. Me hicieron pericias que comprobaron la violación”.

El aporte de nombres que hizo Victoria fue muy importante para que la Policía Bonaerense lograra capturar el pasado viernes a diez jóvenes de entre 18 y 24 años, acusados de haber participado de la violación.

Los hombres fueron identificados como Alexander y Hernan Krik; Pablo, Laureano y Joel Coria; Alan Lazarte, Nicolás Barreto, Agustín Varela, Matías Lambon y Leonardo Silva. Todos ellos fueron detenidos en distintos allanamientos realizados por la fuerza de seguridad, donde también se secuestró “documentación de interés en la presente causa”.

“Aporté nombres de los que reconocí. Incluso participó un chico de 14 años. Espero que se haga Justicia, que queden detenidos y que encuentren al que sigue prófugo, que dicen que se fue a Tucumán. Otras mujeres me contaron que también fueron violadas, quiero hablar por mí pero también por ellas”, cerró Victoria.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *